20Septiembre2017

Periodismo de Investigación | El Jurado

Domingo, 11 Mayo 2014 Reality and voyeur pornography, animated videos, and legally prohibited acts also influence the classification of pornography. Irrespective of the legal or social view of pornography, it has been used in a number of contexts. The name is a reference to gonzo journalism, in which the reporter is part of the event taking place. This type of pornography is almost exclusively hentai, as true hermaphroditic humans are not fertile and are not usually found in nature. Terminology for roles varies widely within the various BDSM subcultures. Men may also rub or massage the glans, the rim of the glans, and the frenular delta. For some people, non-penetrative sex is the primary sexual activity of choice above all others. A homosexual threesome would involve either three men or three women. Lolita generic viagra online pornography features women who are 18 years old or slightly older, who pretend to be underage teen girls. For instance, Amateur Allure has a trademark shot where the sexually performing cameraman circles a handycam around the sexually performing model head. The term is typically used by the cinematographer within the narrative framework of a pornographic film, and since the 1970s has become a leitmotif of the hardcore genre. There are number of types of sex parties: Swinger party/gathering A swinger party or partner-swapping party is a gathering at which individuals or couples in a committed relationship can engage in sexual activities with others as a recreational or social activity. Some women who engage in same-sex sexual activity may reject not only identifying as lesbians but as bisexual as well, while other women self-identification as lesbian may not align with their sexual orientation or sexual behavior; sexual identity is not necessarily the same as one sexual orientation or sexual behavior, due to various reasons, such as the fear of identifying their sexual orientation in a homophobic setting. Interactive pornography, available in CD-ROM and DVD format, allows the viewer to select the particular acts performed at any one time, sometimes with the camera providing a first person view. 18:27

HOMBRES SEGUIRAN SIENDO MACHOS SIN DNI DE MUJER

Escrito por  El Director
Valora este artículo
(13 votos)

El Tribunal Constitucional (TC), con el voto de los magistrados Urviola Hani, Vergara Gotelli, Calle Hayen y Álvarez Miranda, declaró infundada la demanda de amparo interpuesta por P.E.M.M. contra el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil –RENIEC-, en la que solicitaba el cambio de sexo, de masculino a femenino, en su Documento Nacional de Identidad (DNI) y en su partida de nacimiento; señalaba la parte demandante, que mediante un proceso judicial de cambio de nombre, obtuvo que éste fuera cambiado de un prenombre masculino (J. L.) a uno femenino (P. E). En su demanda de amparo, sostenía la teoría del sexo psicosocial, que considera la subjetividad del sexo como un dato del mismo rango científico que los datos biológicos, por lo que si el sexo morfológico no coincide con el psicológico, debe prevalecer el sexo psicológico; no obstante, precisaba la demandante, sobre esto no hay acuerdo científico, por lo que el Derecho debe enfrentarse a esta situación sin la certeza de la ciencia.

El Colegiado precisó, que no presenta un caso de intersexualidad o hermafroditismo que al momento de registrar su sexo, haya ocasionado un error que deba ser rectificado; se trata de una persona transexual, es decir, de alguien que muestra una incongruencia entre lo psíquico y lo orgánico en relación a su sexo, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica dentro de los trastornos de la personalidad y del comportamiento [cfr. International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems (ICD-10), F64.0]. A juicio del Supremo Tribunal, la pretensión de la parte demandante puede identificarse con aquellas  tendencias que intentan romper con el modelo afirmante que el Derecho debe proteger jurídicamente lo que viene dado por la naturaleza humana, para ir hacia un modelo conforme al cual el género es siempre construido culturalmente y no debe respetar necesariamente la naturaleza. Se trata entonces, de una discusión filosófica-jurídica sobre los modelos que adopte el ordenamiento jurídico en las relaciones entre naturaleza, cultura, biología y Derecho, que no está cerrada.

En este sentido, el Tribunal estima que mientras no haya certeza científica que la cirugía transexual es el tratamiento más eficaz para el transexualismo y que realizada ella, debe prevalecer legalmente el sexo psicológico sobre el biológico, el Derecho no puede abandonar la realidad científica de que el sexo de la persona es su sexo biológico, que también según la ciencia, es indisponible y con el cual el ordenamiento constitucional distingue los sexos en función de la naturaleza de las cosas, tal como mestá dispuesto en el Art. 103 de nuestra Carta Fundamental, el Tribunal advierte que declarar fundado el pedido de la parte demandante acarrearía, entre otras importantes consecuencias, admitir el matrimonio de personas del mismo sexo, pues podría reclamar cuanto sea inherente, la condición legal de mujer y un transexual operado, pese al cambio externo, sigue teniendo el mismo sexo cromosómico. De esta forma, el TC estaría introduciendo en nuestro ordenamiento jurídico el matrimonio entre personas del mismo sexo, incurriendo en un activismo judicial que contravendría los principios de separación de poderes y de corrección funcional, pues tal matrimonio, en razón de comprometer toda una concepción del Derecho de familia que configura el Derecho civil, debe ser ampliamente debatido por los ciudadanos y los congresistas como sus representantes.

Finalmente, el TC considera que el derecho a la identidad de P.E.M.M. se encuentra debidamente protegido con el cambio de prenombre de J.L. al prenombre femenino de P.E., por esta razón es del criterio sostenido, habida cuenta que ya en la STC 2273-2005-PHC/TC, que en tutela del derecho a la identidad puede admitirse el cambio de prenombre, pero mantenerse intangible un elemento de identidad como el sexo de la persona; por su parte, la posición en minoría (magistrados Eto Cruz y Mesía Ramírez), sostiene que en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, existen diversas fuentes normativas que efectúan el reconocimiento de otros elementos distintos al biológico en la conformación de la identidad sexual, entre otros, el CEDAW, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, así como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, es decir, reconocen la identidad de género, como una identidad conformada por elementos distintos al biológico (psicológicos, sociales y culturales).

En ese sentido, los magistrados disidentes argumentaron que el derecho fundamental a la identidad  posee una faceta estática, es decir, que no cambia con el devenir del tiempo, pero también una faceta dinámica, aquella que cambia de acuerdo a la evolución y maduración de la persona y que; en tal perspectiva, la autonomía moral del sujeto solo puede ser respetada si el ordenamiento jurídico admite el reconocimiento de su identidad tal y como ésta es experimentada y vivida por el sujeto, no conforme es impuesta por la sociedad, pues de lo contrario no sólo se perjudicaba la identidad del demandante, sino también su dignidad como persona. En tal sentido, votaron por declarar fundada la demanda, ordenando la anotación del cambio de sexo en la partida de nacimiento y en el DNI. Por lo demás, al cambiar de sexo los hombres que quieren hembras, aun conservarán su próstata, entre otros órganos de macho.

Visto 824 veces